objetivos, reflexión, vida

Un día de reflexión

Algunos dicen que las mañanas son el mejor momento para escribir, ya que volcamos todo lo que pasó por nuestra mente mientras dormíamos.

Ahora mismo, lo único en lo que puedo pensar es en el sueño que tengo luego de haber dormido 6 horas y estar camino a la oficina. Pero esto del proceso creativo requiere esfuerzo, trabajo, creatividad y sobre todo auto-exigirnos un poco dándonos ese empujoncito que tanto necesitamos para empezar algunas cosas y sacar lo mejor de nosotros.

Cuando empecé a escribir este blog, no imaginé todo lo que implicaba.

Obviamente había investigado un poco antes de sumergirme en semejante proyecto, sobre todo teniendo en cuenta que quiero que algún día sea mi fuente de ingreso y poder vivir de lo que amo: que incluye algo así como una conjunción de viajes, escribir y la fotografía. Placeres que pude reunir en un sólo lugar sumado a poder transmitir inspiración y pasión por la vida en todos sus aspectos, por los pequeños momentos, por las personas y los lugares mágicos que nos llenan el alma.

Todo esto, no solo implica vencer miedos a expresarme, al famoso qué dirán y a salir de la zona cómoda replanteandome mi rutina, mis objetivos y mi contexto; sino que descubrí que para hacer de este blog un trabajo, tengo que capacitarme en miles de cosas. Tengo que ser mi propia programadora, editora, fotógrafa, encargarme del marketing, saber sobre SEO, Google Analytics, Community Manager, etc. Pero sobre todo empezar a romper patrones y diseñar la vida que quiero tener usando este blog como un medio y un fin en sí mismo. (un poco de presión)

Por ahora, sé que estoy dispuesta a hacer todo eso con mucho amor y paciencia porque es lo que me gusta y lo que deseo: viajar por el mundo descubriendo todo lo que tiene para darme y ser cada vez más consciente de fortalezas y debilidades plasmándolas frente a todos ustedes.

Y lo interesante de esto es que cuando digo “todos ustedes”, no tengo claro a quienes me refiero específicamente, ni rango de edades, ni nacionalidad, ni nombres, pero sí tengo claro que busco inspirarlos, generar una pequeña cosquilla de curiosidad que los insite (en caso de que no lo hayan hecho) a descubrir el mundo, a trascender lo conocido, ir más allá de las rutinas y lo establecido explorando la inmensidad que nos rodea.

Efectivamente esto de escribir por las mañanas funciona o quizás sólo me desperté con ganas de reflexionar un poco sobre lo que estoy haciendo, en fin.. sirvió.

Previous Post Next Post

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply