Browsing Category

reflexión

blog, reflexión, Viajes, vida

De viaje en mi propia ciudad

Como ya les comenté en el post anterior, estoy organizando un viaje a Europa para fines de Julio, pero hasta que llegue ese momento, las ganas de viajar y descubrir nuevos lugares son muy fuertes, con lo cual, una buena opción es volvernos turistas en nuestra propia ciudad.

Ésto, no solo me da material para seguir escribiendo sino que es la excusa perfecta para salir de la rutina. Dejar de pensar en lo que viene por un rato, y detenernos a pensar en el ahora, en lo que tenemos y valorarlo.

Aprender a disfrutar de los placeres de la vida sin dejarnos llevar por la ansiedad, sin perdernos los detalles. Por ejemplo, ¿alguna vez les paso eso de ir caminando y descubrir un edificio, estatua o negocio que nunca habían percibido antes a pesar de hacer ese recorrido regularmente?

Hace aproximadamente un año, sentí esto. En una clase del curso de fotografía, nos citaron en Puerto Madero para practicar algunas técnicas y a pesar de vivir en Buenos Aires desde hace tanto tiempo, nunca había observado un atardecer en este lugar.

Pongamos esto en práctica, dejemos de lado las quejas, el acelere diario y caminemos lento para percibir todo lo que nos rodea.

FullSizeRender (2)

 

reflexión, trascender

El orígen de los idiomas

Lo alucinante de viajar y conocer lo que el universo tiene para darnos es la variedad. Tanto de lugares, paisajes, personas o climas, por ejemplo, como de idiomas. Seguramente alguna vez te preguntaste cómo surgieron los idiomas que hoy en día hablamos con tanta naturalidad y de manera tan diferente en cada parte del mundo. La ilustradora y dibujante de cómics Minna Sundberg buscó una manera muy linda y creativa de mostrarlo con un árbol genealógico que agrupa las principales lenguas de origen indoeuropeo y tuve ganas de compartirlo con ustedes. Los datos fueron tomados de la web Ethnologue, que registra inifinidad de datos sobre el origen y características de los idiomas en el mundo. En este enlace, Minna Sundberg ofrece una versión impresa de la infografía. [Mentalfloss vía Cool Infographics]

196

objetivos, reflexión, trascender, vida

Lo fácil que es viajar

Muchas veces asociamos la idea de viajar con gastar mucho dinero y nos desbordan las cosas que hay que organizar, por lo que algunos desisten de la idea, lo ven muy lejano o ponen excusas como “no tengo suficiente dinero”, “o vacaciones”, “tengo mucho trabajo”, “no puedo darme ese lujo”, “tengo miedo a volar” y un sinfin de barreras que se pueden derrumbar, porque cuando hablamos de VIAJAR, estamos ante una palabra inmensa que no requiere irnos 15 días a un All Inlcusive en St. Marteen y gastar una fortuna (aunque sería un buen plan); sino que podemos viajar de mil maneras y a muchísimos lugares.

Con este blog los invito a que hagamos eso, saquemos toas las excusas y pensemos si realmente queremos dejar que se nos pase la vida sin conocer lo afortunados que somos al tener la grandeza que nos rodea.

Empezando por nosotros mismo, por el alma, por nuestros objetivos y siguiendo por concretar esos pensamientos, porque no hay nada mas placentero que ver materializado lo que deseamos, llegar a ese lugar que sólo vimos en películas y al que jamás creímos llegar.

Pero, el primer paso para esto es sacar las palabras NO y NUNCA de nuestro vocabulario. Ya habrán escuchado ésto, pero es impresionante el poder que tienen las palabras y por eso es importante tener en cuenta cada cosa que decimos, cómo nos manifestamos.

Cuando era chica, solía decir: me encanta viajar, me gustan los idiomas, descubrir otras culturas… pero no fue hasta que empecé a ahorrar, hasta que compré mi primer pasaje, hasta que hice mi primer curso de idiomas, que empecé a concretar todos mis deseos.

ACCION! Entendí que la única forma de ir tras nuestros sueños es actuando en base a lo que queremos ser.

Así que viajen señores, descubran el mundo, rompan fronteras, que es más fácil de lo que parece y lo que nos queda son las experiencias y conocimientos que nos hacen más ricos como personas.

objetivos, reflexión, vida

Un día de reflexión

Algunos dicen que las mañanas son el mejor momento para escribir, ya que volcamos todo lo que pasó por nuestra mente mientras dormíamos.

Ahora mismo, lo único en lo que puedo pensar es en el sueño que tengo luego de haber dormido 6 horas y estar camino a la oficina. Pero esto del proceso creativo requiere esfuerzo, trabajo, creatividad y sobre todo auto-exigirnos un poco dándonos ese empujoncito que tanto necesitamos para empezar algunas cosas y sacar lo mejor de nosotros.

Cuando empecé a escribir este blog, no imaginé todo lo que implicaba.

Obviamente había investigado un poco antes de sumergirme en semejante proyecto, sobre todo teniendo en cuenta que quiero que algún día sea mi fuente de ingreso y poder vivir de lo que amo: que incluye algo así como una conjunción de viajes, escribir y la fotografía. Placeres que pude reunir en un sólo lugar sumado a poder transmitir inspiración y pasión por la vida en todos sus aspectos, por los pequeños momentos, por las personas y los lugares mágicos que nos llenan el alma.

Todo esto, no solo implica vencer miedos a expresarme, al famoso qué dirán y a salir de la zona cómoda replanteandome mi rutina, mis objetivos y mi contexto; sino que descubrí que para hacer de este blog un trabajo, tengo que capacitarme en miles de cosas. Tengo que ser mi propia programadora, editora, fotógrafa, encargarme del marketing, saber sobre SEO, Google Analytics, Community Manager, etc. Pero sobre todo empezar a romper patrones y diseñar la vida que quiero tener usando este blog como un medio y un fin en sí mismo. (un poco de presión)

Por ahora, sé que estoy dispuesta a hacer todo eso con mucho amor y paciencia porque es lo que me gusta y lo que deseo: viajar por el mundo descubriendo todo lo que tiene para darme y ser cada vez más consciente de fortalezas y debilidades plasmándolas frente a todos ustedes.

Y lo interesante de esto es que cuando digo “todos ustedes”, no tengo claro a quienes me refiero específicamente, ni rango de edades, ni nacionalidad, ni nombres, pero sí tengo claro que busco inspirarlos, generar una pequeña cosquilla de curiosidad que los insite (en caso de que no lo hayan hecho) a descubrir el mundo, a trascender lo conocido, ir más allá de las rutinas y lo establecido explorando la inmensidad que nos rodea.

Efectivamente esto de escribir por las mañanas funciona o quizás sólo me desperté con ganas de reflexionar un poco sobre lo que estoy haciendo, en fin.. sirvió.

NUEVA YORK, reflexión, trascender, Viajes

Perderse para encontrarse

Definitivamente una de las mejores cosas que pueden pasarte en un viaje es perderte, es cuando realmente no tenés noción del tiempo y sentis una verdadera desconexión. Admito que al principio desespera un poco la incertidumbre de no saber dónde estás, hacia donde vas, pero basta con revisar un mapa para volver a ubicarte y  seguir con la ruta o el plan. Pero no hay nada más placentero que ese momento en el que no te importa perderte porque es cuandote conectas profundamente con vos mismo, son momentos necesarios a los que hay  que hacerle un lugar en la agenda para disfrutar de lo que uno está haciendo, de la ciudad en la que está. Tenemos que permitirnos perdernos para encontrarnos. Esto me pasó uno de los días en Nueva York cuando visitamos Chelsea, Meatpacking District y Soho. Sobre todo en Chelsea donde realmente nos perdimos y terminamos encontrando un rinconcito muy inspirador que nos sorprendió y amerita este post a parte.

blog, objetivos, reflexión, trascender, vida

Nunca es tarde

Dicen que “nunca es tarde para empezar” y me creí tanto esa frase que me convertí en una experta empezando cosas aunque no siempre terminándolas.

Empecé carreras, cursos y proyectos, hasta que entendí que solo iba a poder continuar aquellas ideas que realmente me apasionan, que nacen del alma y que pueda sostener en el tiempo sin que me pese, motivaciones eternas.

Me costó descubrir cuál era ese motor que despertara en mí tanto entusiasmo hasta que lo descubrí: Viajar!

Un sueño, objetivo o ambición que seguramente muchos compartan. Pero en mi caso particular sería el viajar con todos los sentidos y básicamente viajar con el alma. Viajar con lo puesto, con humildad, con hambre de conocimiento y autodescubrimiento.

Decidí compartir esta pasión por viajar, por conocer otras culturas, nuevos idiomas y por todo lo desconocido, con otra de mis pasiones que es la fotografìa.

Empecé fotografía como muchos de esos cursos y resultó mucho más motivante de lo que creía porque me permite crear mi mundo y compartir mi mirada sobre la realidad.

Hoy, empiezo este proyecto después de replantearme varias veces (quizás por lo mucho que significa) dispuesta a viajar con cada una de las publicaciones, aprendiendo, siguiendo mis sueños y esta vez sin ganas de terminarlos sino simplemente disfrutando del eterno proceso de crecimiento personal.