Browsing Category

PRAGA

blog, PRAGA, Viajes

Praga: una ciudad de cuentos

Si hablamos de ciudades de cuentos, no podemos dejar de nombrar a la bellísima Praga, en Republica Checa.

Tiene ese incomprensible idioma (al menos por mi), sus encantadoras calles, sus techos rojos, sus cúpulas, su tranvía y sus antiguos automóviles. Su sabrosa y calórica comida junto a sus mercados medievales, hacen que cuando llegamos a Praga nos sumerjamos en un mundo mágico en el que pasamos a ser princesas y caballeros de la edad media.

Podemos descrubrir una increible arquitectura. Los detalles nos sorprenderán y harán que querramos estar en esta ciudad por mucho tiempo.

Lo más complejo de nuestro viaje, fue el trayecto en tren que realizamos desde Berlin hacia Praga. Un viaje que duró una hora más de lo estipulado por un pequeño desperfecto en el motor. Tuvimos que estar en el camarote sin ventilación, mientras afuera la temperatura oscilaba los 38°C. Sumado a esta, nos encontrábamos varados en el medio de la nada y escuchando una explicación por el parlante del tren que nunca entendimos. Pero nosotras estábamos de viaje, todo era una aventura, así que no nos importó.

A pesar de ese incidente, el tren comenzó a funcionar una hora más tarde y comenzamos a vislumbrar los primeros paisajes con casitas en el medio de las praderas.

Al llegar a la estación central de la ciudad, caminamos con nuestras valijas hacia el hostel pasando antes a intercambiar nuestros euros por coronas checas. Haciendo cálculos de cuánto valdría nuestro dinero nos dimos cuenta de que resulta bastante económica la ciudad, sobre todo para comer aunque la atención es un poco cortante ayudada por la dificultad de entender el idioma. Para que se den una idea, 1 euro = 27 coronas checas aproximadamente teniendo en cuenta que una hamburguesa con gaseosa cuesta unas 50 coronas checas.

Ese dia llegamos al Mad House Hostel, donde nos recibieron con una cerveza checa bien helada!! Dejamos nuestras valijas y salimos a recorrer un poco la ciudad. Terminamos agotadas, con lo cual cenamos y nos fuimos a dormir para levantarnos temprano al otro dia.

Al dia siguiente, despertamos con muchisimo calor y decidimos ir a recorrer el Castillo de Praga y su bellisimo complejo. Es el castillo más grande del mundo y cuenta con varios edificios de valor histórico, entre ellos: La Catedral de San Vito, el Callejón de Oro, el Antiguo Palacio Real o el Convento y Basílica de San Jorge

Por la noche, el hostel hacía una fiesta en barco que recorria todo el Rio Moldava así que aprovechamos para disfrutar de un paseo por la ciudad de noche y verla desde otra perspectiva. Fue mágico.

Al dia siguiente fuimos al Puente Carlos, el más viejo de Praga que atraviesa el rio desde la ciudad vieja a la ciudad pequeña. Es un recorrido de unos 500 metros, a lo largo de todo el puente hay artistas callejeros, comerciantes y podemos tener otra vista de Praga.

Me encantó esta ciudad, es bellísRma y hay muchas cosas para hacer. Les dejo algunas fotos.

En total, nos quedamos 3 días y nuestro siguiente destino fue Ibiza, en el proximo post les cuento como estuvo!

PRAGA 5Panorámica de Praga volviendo de la visita al Castillo