Browsing Tag

rio de janeiro

blog, RIO DE JANEIRO

Carnaval en Río de Janeiro

Definitivamente, uno de los mejores carnavales que se viven en Brasil, es el de Río de Janeiro. Las calles cariocas se visten de color, alegría, disfraces y música.

Desde unos días antes, los locales y turistas comienzan a vibrar al ritmo de los blocos que circulan por la ciudad ensayando sus pasadas para el Sambódromo.

Rio de Janeiro está ubicada en el sureste de Brasil y es la segunda ciudad más poblada después de São Paulo. Se la conoce internacionalmente por sus iconos culturales y paisajes. Entre ellos, el Pan de Azúcar, la estatua del Cristo Redentor (una de las siete maravillas del mundo moderno), las playas de Copacabana e Ipanema. Además, el Estadio de Maracaná o el Parque Nacional de Tijuca (el mayor bosque urbano del mundo). Los eventos más llamativos de esta ciudad son Año Nuevo y Carnaval.

Cuando regresamos de Ilha Grande, nos tocaba disfrutar unos días de Rio de Janeiro justo en los días previos al Carnaval. Volvimos al Hostel Che Lagarto donde nos hospedamos por 3 noches. Está ubicado a unas 2 cuadras de la parada 10 de Ipanema.

El día que volvimos de Ilha Grande, dejamos el equipaje y salimos a recorrer. Nos sumergimos en las calles para disfrutar de la energía de fiesta que se vivía en ese momento. La música se empezó a escuchar a lo lejos y a cada paso la sentíamos más cerca. Nuestro cuerpo reaccionaba sólo, los latidos del corazón se aceleraban, una sensación de alegría se despertaba en nosotras y nos hacía empezar a bailar al ritmo de la samba.

rio-de-janeiro

rio-de-janeiro2

rio-de-janeiro3

Seguimos por varias cuadras, junto a una multitud de gente, a las carrozas decoradas hasta la Av. Atlántica (calle principal de Copacabana que corre paralelo al mar). Hacía calor pero la cerveza fría ayudaba a seguir. Había gente disfrazada, bailando y se vivía una verdadera fiesta. Pensar que eso sólo era un ensayo, imagino que todo se potenciaría en el Sambódromo unos días después.

Recuerdo que del calor que hacía, al terminar, fuimos corriendo a meternos en el mar. Después nos quedamos a disfrutar del atardecer en la playa y más tarde nos volvimos caminando al hostel.
Por la noche, salimos a cenar por el barrio de Lapa, zona de bares y restaurantes con mucha onda. Súper recomendable!
Acá encontramos uno de los mejores bares de cachaça y algunos lugares donde vimos cómo se baila Fogo, uno de los tantos bailes populares del país.

Al día siguiente nos levantamos temprano para ir a la playa y por la tarde fuimos a nuestra visita obligada con el Cristo Redentor.

La forma más sencilla es ir en cualquiera de los onibus (autobuses) por 2,75 reales que se dirigen hacia Cosme Velho. Estos autobuses paran delante de la Estación de Ferro do Corcovado. Desde el Centro van los autobuses 180 y 184. Desde Ipanema o Copacabana va el 583. Otra manera también, es ir en taxi hasta la estación.

rio-de-janeiro4

Estación de Ferro do Corcovado

Una vez que llegan a la estación, se acercan a las boleterías y pagan aproximadamente uno 61 reales en baja temporada o 74 reales en alta. Eso es lo que cuesta el viaje de ida y vuelta con acceso al Cristo del Corcovado. El Trem do Corcovado está pintado de color rojo y hace el trayecto hasta la base del Cristo cada media hora atravesando vegetación en un ascenso de unos 20 minutos.

rio-de-janeiro6

Desde arriba se puede tener una de las mejores vistas panorámicas de la ciudad, con Pan de Azúcar incluído. Lo ideal es ir al atardecer observando como toda la ciudad se tiñe de naranja. La apertura es a las 08:00 hs. y cierra a las 19:00 hs.

Nos quedaron algunos días más de playa, camarones, fiesta y caipirinha hasta que llegó a su fin nuestro viaje a Brasil. Sin dudas una experiencia única donde nos divertimos muchísimo

rio-de-janeiro7
rio-de-janeiro10

 

ILHA GRANDE

Explorando Ilha Grande

Fue hace un poco más de 2 años, pero recuerdo este viaje como si fuera mucho más reciente. Para el carnaval de 2014 decidimos irnos con amigas a Brasil. Los destinos elegidos fueron Rio de Janeiro e Ilha Grande. De ésta última no había escuchado hablar hasta ese momento, pero por lo que habíamos leído parecía prometedor.

Así fue como con varios shortcitos, musculosas, traje de baño y zapatillas en nuestras valijas, emprendimos nuestro viaje a Rio de Janeiro. Llegamos al aeropuerto y nos trasladaron hasta nuestro hostel en Ipanema, donde pasaríamos la primera noche y al día siguiente seguiríamos a Ilha Grande.

El hostel que elegimos fue el “Che Lagarto” donde al llegar ya se sentía ambiente de carnaval y donde nos recibieron con una caipirinha bien fría. Ese día recorrimos un poco las calles de Ipanema pero como ya era tarde cenamos cerca del hostel y nos fuimos a dormir. Al otro día bien temprano nos pasaría a buscar el transfer que nos llevaría a la isla.

Alrededor de las 8 de la mañana del día siguiente, nos pasó a buscar una Van que tardó unas 3 horas hasta llegar a Angra dos Reis y desde ahí cruzamos en un ferry con el que en 45 minutos llegamos a Ilha Grande. También se puede cruzar desde Conceição de Jacareí que es unos kilómetros antes. Todo el traslado nos costó unos 80 reales.

angra-do-reis

Al llegar al Hostel Aquario en Ilha Grande nos encontramos con un lugar hermoso, rústico por donde se lo mire. La recepcionista nos informó que estaban con algunos cortes de luz en la isla y que probablemente íbamos a tener problemas si queríamos pagar con tarjeta de crédito. Por esta razón, lo más recomendable es ir con efectivo, ya que en la isla no hay bancos ni cajeros automáticos. Dejamos el equipaje y caminamos hasta la zona céntrica llamada Vila do Abraão. Ahí conseguimos un almacén donde hicimos algunas compras y mientras bajaba el sol, nos tiramos en la arena a tomar una cerveza.

ilha-grande2

ilha-grande3

Es un lugar realmente mágico, de hecho teníamos contratadas 3 noches y optamos por quedarnos una más. No queríamos irnos, había tanta paz que nos trasmitía una muy buena energía.

Cosas para hacer acá hay muchas, se puede dar la vuelta a la isla en lancha e ir parando en cada costa para hacer snorkel, la más conocida es Laguna Azul, Laguna Verde o Praia do Amor. Además se puede visitar las cachoeiras (cascadas), hay trilhas por los morros para hacer trekking y una de las mejores excursiones es ir a Lopes Mendes, considerada como una de las mejores playas de Brasil. Se puede ir en barco o caminando, lo cual definitivamente recomiendo. A nosotras nos llevó unas dos horas y aunque resulte cansador, es una muy buena experiencia. Cuando quedan los últimos metros para llegar y ya no ves la hora de tirarte de cabeza en el mar, aparece entre los árboles la playa. Increíble!

ilha-grande5 lopes-mendes lopes-mendes2 lopes-mendes3

La isla tiene varios bares y restaurantes que por la noche prenden luces iluminando toda la costa. Además, en la playa se hacen fogueiras o fogatas donde los jóvenes de la isla se reúnen a compartir y tomar algo.

Nuestra estadía en Ilha Grande terminó superando nuestras expectativas. Después de cinco días nos tocaba volver a Rio de Janeiro justo para vibrar con los preparativos de carnaval y ver los blocos cariocas.